Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17/04/10

La solución

Cuando Gabriel, en su despacho, es puesto al corriente por dos de los ángeles del departamento de administración de que no se encuentra el Libro de la Vida, se queda mirando fijamente un punto indeterminado, se reclina en su silla y se acaricia la barbilla con preocupación. De repente, sin embargo, se le ilumina la mirada:

No os preocupéis, tengo la solución –dice Gabriel, incorporándose.

Los dos ángeles de la administración se miran entre incrédulos y esperanzados.

  • En realidad, está en el Libro Santo. Porque, ¿cuál es el problema con el que nos encontramos al haber extraviado el Libro de la Vida?
  • Que no sabemos exactamente a quiénes debemos recoger y a quiénes dejar –contesta finalmente el jefe del departamento- ¡Sin el listado es imposible!
  • No, no lo es –replica Gabriel.
  • Pues yo necesitaría algún detalle, alguna pista, porque realmente no sé cómo obtener un duplicado… -dice el otro compañero.
  • No se trata de duplicados –responde Gabriel-. Es muy fácil: ¿recordáis las palabras del Salvador? “Por sus frutos los conoceréis”.
  • Bien, es una manera –dice casi convencido el jefe-. Será un poco más laborioso, pero podremos llevar a cabo el arrebatamiento aunque de momento no encontremos el Libro de la Vida.

Ya en los pasillos, de regreso al departamento de administración, uno de los dos ángeles comenta:

  • Menos mal que ha quedado Gabriel a cargo de todo esto, que si no…
  • ¡Pues claro! ¿Por qué crees que el Señor le distingue con esta responsabilidad? Porque es capaz de hacerlo, y se preocupa y lo hace bien… -el ángel responsable de la administración va negando con la cabeza, y añade- Aún no entiendo dónde puede estar el Libro… (más…)
Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: